miércoles, septiembre 08, 2010

Un dieciocho sin hilo curado

Ayer cuando regresábamos del jardín con mi hijo pequeño vimos a un niño elevando un volantín, él corrió a verlo y al llegar se le enredó el hilo en su cuellito, no pasó nada y fue solo una anécdota, pero hoy me encuentro con esta foto espantosa que comparto con Uds. (foto que me hizo recordar porque no estudie nada relacionado con la medicina).
Es bastante improbable que lea esto alguien que pretende "jugar" con hilo curado, pero al menos dejo el mensaje... no lo hagas, en realidad puedes destrozarte las manos, la vida o la de otra persona inocente a tu lado.

Mas información respecto al uso del hilo curado aquí.

2 comentarios:

  1. Anónimo1:44 p. m.

    muy buena la refleccion

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:22 a. m.

    desde aora no ago mas hilo me isiste reflexxionar

    ResponderEliminar